lunes, 20 de abril de 2015

Palmeritas con (y sin) glaseado de nocilla

¡Feliz lunes, ejércitos!

Esta semana os traigo uno de las recetas más solicitadas en casa de Kocina con Ka. Las palmeritas. Cada vez que le pregunto a mi marido qué quiere que cocine, siempre me responde lo mismo: palmeritas. No falla. Y la verdad es que entiendo por qué lo dice: están de caer de culo.

Esta semana las he preparado con una cobertura de nocilla, que es la misma que utilice para los dónuts y que es ridículamente sencilla de hacer y queda espectacular, ya veréis.

¡A las kocinas!





Ingredientes (12-15 palmeritas)


200 g de mantequilla
300 g de harina
90 g de agua fría
1/2 cucharadita de sal
200 g de azúcar (para montaje)

Para la cobertura:
4 o 5 cucharadas de Nocilla
30-40 g de leche


Elaboración


1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la thermomix (excepto el azúcar) y mezclar 20 segundos a velocidad 6.
2. Envolver la masa en papel film y dejar reposar 20 minutos en la nevera.
3. Estirar la masa con un rodillo enharinado sobre el papel film y doblar sobre sí misma en tres (primero bajamos la parte de arriba hasta el medio de la masa y luego subimos la parte de abajo hasta cubrir la que era la parte de arriba). Repetir unas 10 veces.
4. Volver a meter la masa en la nevera otros 20 minutos.
5. Repetir el paso 3.
6. Espolvorear la mitad del azúcar (más o menos) en la encimera y colocar la masa estirada sobre él.
7. Espolvorear el resto del azúcar por encima de la masa y pasar el rodillo por encima sin apretar mucho, lo justo para que el azúcar se incruste en la masa pero lo sigáis viendo.
8. Enrollar la masa desde los extremos hacia el centro. Primero coger del extremo derecho y enrollar hasta llegar a la mitad y luego hacer lo propio desde el extremo izquierdo.
9. Cortar rodajas de 1 centímetro de grosor aproximadamente.
10. Hornear a 180º C durante 10 minutos o hasta que doren ligeramente.
11. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Cuando ya tengamos las palmeritas a temperatura ambiente, nos ponemos con la cobertura.

1. Poner en un cazo o olla pequeña la Nocilla.
2. Calentar a fuego medio mientras removemos bien.
3. Cuando ya esté casi derretida, añadir la leche.
4. Apagar el fuego y remover hasta que se integre y quede una crema semilíquida.

Finalmente, solo nos quedará recubrir las palmeritas con la cobertura. Yo lo hago así, pero me imagino que también se podrá echar por encima de la rejilla y dejar que recuda. De la forma que yo os explico a continuación se desperdicia menos.

1. Coger cada palmerita por los cantos e introducirla en la olla o cazo en el que hemos preparado la cobertura mientras aún está más caliente que fría. Es posible que os queméis un poquito, pero nada grave.
Yo intento dar un movimiento como circular o envolvente para que la cobertura quede homogénea, así no se ven chorretones (o al menos no tantos).
2. Volver a colocar las palmeritas en la rejilla hasta que endurezca la cobertura.

Las podéis guardar en una caja de galletas o en un tuper durante más o menos una semana, aunque ya os anticipo que no creo que duren tanto ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario